"Si tenéis un minuto, intentad resumir vuestra pasado, brevemente, y sentiros orgullosos.


Después, enfrentando el maldito folio en blanco, dibujad vuestro futuro, con pasión, con ganas de hacedlo mejor.


Será vuestro mundo, vuestro camino..."

domingo, 28 de diciembre de 2014

LA RUEDA DE LA VIDA. EVALÚA TU MOMENTO.

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas"

Pablo Neruda (1904-1973) 
Poeta chileno.


Semana de fiestas y resúmenes que nos traen los diferentes momentos estelares del año. De la parte pública ya se encargan las tvs, newspapers y social media de ponernos al día con la más impactante noticia, quién nos ha dejado, la catástrofe del año, el cantante que más triunfó, el personaje que más robó y más, más y más...

Pero en la parte privada, o sea, en cada casa de los ciudadanos de a pie nos toca hacernos nuestro propio resumen de lo acontecido en este ya casi extinto 2014. Como siempre, debe haber habido de todo, como en botica. Pero no es malo refrescarnos a nosotros mismos la memoria y ser capaces de desgranar cuantos acontecimientos nos han ocurrido (sobre todo los que pintan en positivo) y ser capaces de poner en orden todo lo que nos ha ayudado a crecer a través de estos episodios vividos con y para los nuestros.

Ya tocará iniciar el nuevo año con los propósitos y objetivos, a veces distintos, a veces renovados, como un nuevo intento de afrontar algunos retos convertidos en auténticos ogros inalcanzables.

Pero entrando en materia mi planteamiento cuestiona la posibilidad de poder llegar a establecernos una metas, y por supuesto iniciar un plan de acción que nos conduzca a las mismas, sin antes tener muy claro en la situación en la que nos encontramos ahora mismo en nuestras vidas. Además, una vez evaluada la situación actual, el punto de partida, la posición de salida de nuestra nueva carrera a disputar en el año entrante, debemos decidir cuales son nuestras necesidades en la misma, y en base a ellas establecer los objetivos. Dicho de otro modo, antes de pasar a la acción tenemos que tomar conciencia de aquellos aspectos que necesitamos modificar para lograr la felicidad en algunas cuestiones de nuestra vida que nos ayudaran a nuestro desarrollo personal.

Y nada mejor para evaluar nuestro momento, el momento presente, como utilizar una herramienta tan útil como sencilla como es la llamada rueda de la vida. La  misma, de forma gráfica se divide en ocho áreas y cada una de ellas se divide desde el centro de la circunferencia hasta el final de la misma en cinco niveles, correspondiendo cada uno de ellos al grado de satisfacción que presentamos en cada área. Personalmente a mí me gusta hacer en paralelo dos ruedas, la actual y la futura, de tal manera que una vez al año mido en dónde me encuentro y lo contrasto con dónde me gustaría estar. Además, siempre guardo la del año anterior pudiendo de esta forma saber mi evolución y os aseguro que ocurre como con los niños en casa ajena, y es que aunque pensamos que no cambiamos nunca, o lo hacemos poco, ejercicios como este provocan una gran alegría al evidenciar mejoras notables (casi siempre) que te motivan para continuar realizándolos una vez más.

Existen muchos modelos de la rueda de la vida, por lo que os dejo un ejemplo en forma de lista a continuación:

- Entorno físico.
- Relaciones.
- Ocio.
- Desarrollo emocional.
- Dinero.
- Amigos, familia, socios.
- Trabajo.
- Salud.

Una vez puntuado del uno al cinco cada uno de los aspectos de la rueda (el centro significa "muy insatisfactorio" y el extremo representa "totalmente satisfactorio"), el resultado nos ha dibujado en forma gráfica como nos sentimos en el momento actual y permite que visualicemos nuestro grado de satisfacción en los distintos aspectos de nuestra vida. Ahora nos toca concentrarnos en cómo conseguir nuestra realización personal enfocándonos en las áreas a mejorar, eso si, sin descuidar los aspectos que puntuamos con alta satisfacción.
Lo mejor, una vez generada la rueda de la vida de nuestro particular 2014, es tomarse un tiempo para decidir cual o cuales serán las áreas prioritarias (según cuentan los expertos, una o dos, a lo más) a afrontar como reto para el 2015.



Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 3 minutos a ver el siguiente vídeo que incorpora otra visión más intuitiva que todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: ¿SEGUIR TUS INTUICIONES?



Nota: Pues esta semana tenemos un método analítico exploratorio mezclado con el vídeo que nos deja algún consejo sobre las intuiciones en la toma de decisiones. Ahora os toca a vosotros, ¿os atrevéis?  FELIZ SALIDA DEL AÑO 2014.

domingo, 21 de diciembre de 2014

CUENTO DE NAVIDAD

"Honraré la Navidad en mi corazón 
y procuraré conservarla durante todo el año"

Charles Dickens

Esta semana toca Navidad y aprovecharé para relatar un episodio que me ha ocurrido en persona este viernes pasado. Sí, en casa, y a mí y me gustaría compartirlo con vosotros ya que además de fascinante ha sido una petición expresa de nuestro Señor del Universo.

Lo he titulado Cuento de Navidad ya que aunque es una historia real a cualquiera que le llegue este bonito pasaje le resultará algo fantástico e incluso puede caer en la tentación de pensar que es pura ficción.

Por otro lado, espero que igual que a mí me ha cambiado esta vivencia completamente la forma de afrontar la vida y la relación con los demás os haga recapacitar y entendáis el efecto de esta manera de actuar entre los humanos, consiguiendo entre todos, poco a poco, desde nuestro comportamiento hacia el resto de semejantes poder generar un mundo orientado hacia lo humano y no hacia lo material, evidenciando un cambio de rumbo basado en los comportamientos individuales que al final son los que agregados conforman los comportamientos generales o globales.

Pero pasemos a la acción, qué es verdaderamente lo que hoy nos trae hasta aquí.

Erase una vez, en un lugar muy, muy lejano, conocido como el reino de los cielos dialogaban nuestro Señor del Universo y el Ángel de la Tierra durante la típica reunión de fin de año que solía tener el Señor con cada uno de los Ministros encargados de los diferentes planetas del universo.

"¿Cómo dices qué se llama?". Le preguntó el Señor del Universo a su Ministro.

"EduSanchez, mi Señor". Le contestó. "Le he traído la carta que le ha escrito a los Reyes Magos este año para que vea un ejemplo de hacia donde está derivando la poca humanidad de éstos que todavía se llaman a sí mismos precisamente así, seres humanos".

"¡Déjame ver!. Uhmmm. Bien, está claro. Tenemos que hacer que se den cuenta que están dirigiendo su especie y lo peor, el planeta a una deshumanización que les costará su existencia. Y lo que es peor, no sólo ellos desaparecerán, sino que se están cargando al resto de seres residentes en el mismo".

"Señor, ¿Cómo lo haremos?. No dejo de mandarles señales todos los días, desde hace años. Además, en Navidad, aprovechando que es una fecha muy señalada para ellos y coincidiendo con el final e inicio de lo que ellos llaman año, les he puesto a su disposición emisarios que les podrían ayudar a cambiar como son los Reyes Magos, Papá Noel... Pero nada, ellos han modificado el espíritu de la Navidad a su antojo y en lugar de tratar de mejorar su forma de convivir los unos con los otros han preferido pedir regalos materiales que les apartan cada día un poco más de sus semejantes.

"Bueno, bueno, no perdamos más tiempo, dirígete inmediatamente hacia la tierra e intenta que todo lo que dices no se convierta en realidad. Sabes que han pasado crisis en otros tiempos y siempre hemos conseguido que la tierra continúe, por lo que aunque no será fácil debemos intentarlo, por la cuenta que les tiene". Ordenó el Señor sin dilación ya que el tema era de gran prioridad y urgencia.

En otro lugar de cuyo nombre no quiero acordarme, estaba durmiendo EduSanchez, en su sillón tipo "relax", supuestamente por accidente, ya que tenía el ordenador encendido sobre sus piernas y los auriculares colgando alrededor del cuello, el izquierdo y casi en su sitio cerca del oído, el derecho. Al Ángel de la tierra no le extrañó, ya que últimamente estaba más nervioso y cansado de lo habitual y aunque el personaje lo intentaba, no era capaz de escribir su entrada del blog los viernes por la noche, como era lo normal en el pasado y caía rendido un par de horas en su sillón del salón hasta que despertaba sobresaltado y sigilosamente, tras espabilarse lo suficiente para no caerse por las escaleras subía al dormitorio a terminar de pasar la noche que daba entrada al fin de semana. Eso sí, sino era el sábado sí el domingo, su entrada quedaba inscrita en su blog, eso siempre.

Pero esta vez fue distinto, ya que al despertarse encontró al Ángel de la Tierra sentado a su derecha en el sofá.

"¿Tú quien eres? ¿Qué haces aquí? ¿Qué quieres?. Preguntó al susodicho balbuceando, casi con el corazón a la altura de las amígdalas.

"Tranquilo, tranquilo". Le comentó con voz calmada. "Sólo vengo a intentar dirigirte esta Navidad al camino que como humano te corresponde".

La verdad es que el tono de voz, y la aureola de paz que generaba su presencia hizo que EduSanchez se sintiera de repente, totalmente tranquilo y sin mediar palabra, sus pupilas y su gesto indicaron al Ángel de la Tierra continuar con su locución.

El Ángel continuó: "Y si te parece lo haremos re-redactando tu carta de los Reyes que está algo alejada de lo que en su día se diseñó como herramienta para que este mundo fuera cada vez mejor". 

EduSanchez no podía hablar, estaba alucinando, por lo que el Ángel prosiguió:

"Lo haré punto a punto. Primero leeré lo que has pedido y tú, con tu puño y letra escribirás lo que siguiendo la humanidad que te donó nuestro Señor al nacer deberías haber pedido, y gracias a mi presencia, escribirás esta noche. Bueno, veamos, como primer deseo has pedido un ordenador portátil y táctil tipo tablet, a pesar de tener uno fijo en el despacho de arriba y otro en el trabajo. Tacha y empieza a escribir".

"Entonces, ¿no tendré ordenador nuevo? Preguntó EduSanchez sin todavía digerir la oportunidad que le estaba brindando el Ángel en ese momento.

"¡Calla, por favor! ¿Quieres un vil ordenador antes que orientar a tu raza hacia la salvación? Y moviendo la cabeza hacia los lados susurró. "O está todavía durmiendo o va a ser más difícil de lo que pensaba".

"Lo siento, es que todavía no me lo creo, ya sabes, Descartes, lo de la vigilia y el sueño... Pero sigue, que te prometo que no te interrumpiré hasta que termines". Declaró mucho más consciente de la situación.

"Mejor así. Seguimos con el segundo deseo. A ver, unas gafas de sol. Un traje de marca.  ¡sería el sexto del armario!. Unos bolis solidarios, unas zapatillas deportivas. ¡Qué valor! Tienes nuevas las del año pasado y un nuevo bluetooth para el teléfono de nueva generación para no sólo comunicarse en las llamadas sino también poder oír todos los audios multimedia sin necesidad de cambiar de aparato. ¡Fundamental y vital para ser mejor persona! ¡Viva la Navidad!" Así terminó el Ángel con la carta y tristemente alzó la mirada hasta que se encontró con la de su oponente en la contienda.

Tragando saliva, y tras respirar profundamente, EduSanchez comenzó: "La verdad es que leído así como lo has hecho, me da un poco de vergüenza ver cómo no hay ninguna petición para que el mundo mejore, y sí, es verdad que todo esta basado en el materialismo que azota mi mente. Pero ¿qué quieres que haga? ¿no pido nada? ¿pido menos cosas? No se me ocurre nada mejor, perdona, estoy algo perdido".

"Bueno, este año tengo indicaciones de nuestro Señor de ayudarte. Una vez le cojas el hilo podrás hacerlo todos los años tú solito y lo que es mejor intentaremos que el resto de la humanidad lo tenga como base para aprender también ellos a hacerlo. Como te decía, apunta de uno en uno. 

1) Primero pedirás no oír a los demás sino escucharlos de verdad, poniendo mayor atención a tu alrededor, porque hay muchas cosas que te pierdes, todos los días, y puede que mañana, no vuelva a pasar.
2) Pedirás que el Señor no permita que mires tu vida cómo si nada, te de el don de observar y disfrutar de una naturaleza maravillosa dispuesta para que la admiremos, con todo su encanto porque mañana puede no estar allí, puede que nos la estemos cargando.
3) Ahora, le indicarás que te de energía no para querer a los demás, sino para amarlos. A tu pareja, tus hijos, tus familiares, tus amigos, a todos los que te importan de verdad con cariño y aprecio porque nuevamente, mañana puede que no estén, y te arrepientas de no haber demostrado lo suficiente ese amor.
4) Pídele que te enseñe a guardar un tiempo del día, aparte del trabajo, para cuidarte. La salud es importante y debes cuidarte haciendo ejercicio, realizando cosas nuevas y disfrutando de los tuyos, porque mañana puede que no puedas hacerlo.
5) También, escribe que te ayude a no buscar algo en tu vida en lo que no creas. Que te ayude a construir tu mundo sin que te sientas dirigido y a la vez, te sientas satisfecho con tu misión. De esta forma construirás lo que te propongas porque mañana puede ser tarde. Ya sabes, la vida pasa muy deprisa...
6) Pídele que te permita hacer lo que tu corazón, tu fuerza y tus sentimientos que están dentro de ti, salgan a relucir hoy mismo, sí, hoy mismo y generen bien en los hombres, porque no hay un mañana, sólo un HOY, el cual a través de tus actos determina el futuro."

Tras un prolongado silencio, mientras EduSanchez repasaba sus notas, corregía algún acento e interiorizaba los mensajes se acordó de un regalo que no le gustaría olvidar ya que nunca fallaba en el árbol el día de Reyes e inquirió: "¿puedo pedir los bolis solidarios para mí y para mi mujer, como todos los años?"

"Por supuesto, es lo único que puede seguir en la lista, ya que este proyecto hace feliz a muchísimos niños que pueden disfrutar de un juguete en estas fechas. Tendrías que ver la sonrisa de esos niños cuando lo reciben.

Además, el Señor del Universo me ha indicado que te anime a escribir esta historia en tu blog personal y si por bueno fuera y el mensaje les impactara a tus amigos al menos lo que a tí, invitales a que no dejen de compartir el mismo con todos los recursos que se les ocurra (facebook, twitter, LinkedIn, Google+, whatsapp, etc...) Seguro que con la base de tu carta, tomándola como ejemplo,  pueden cambiar las suyas y podemos conseguir mejorar un poquillo este mundo de humanos tan inhumano"

Y con estás palabras el Ángel de la Tierra desapareció volviendo al lado del Señor para continuar seguramente con otros mandatos que bien precisa nuestro planeta.

domingo, 14 de diciembre de 2014

ENGAGEMENT Y LA CENA DE NAVIDAD

"Lo importante no es mantenerse vivo, 
sino mantenerse humano"

George Orwell. 
Escritor y periodista británico.

Último apretón para este año raro, y en definitiva dejando un extraño regusto a esta etapa de la vida que nos ha tocado vivir. Como decía aquél, no debemos de olvidar que hay vida antes de la muerte.

Parece que ahora toca pensar en lo que nos deportará el año entrante, pero no sin olvidarnos que debemos de resumir todo lo acontecido en el período en el que todavía estamos. Además, tenemos que celebrar que aún estamos, sí, estamos y como buenos humanos lo haremos reuniéndonos, cenando, hablando, bailando (esto sólo algunos) y completando nuestra figura con algún kilito de más que nos aportarán los líquidos y sólidos engullidos durante estas obligadas comidas con familia/amigos/compañeros...

Y hablando de cenas, de navidad, de compañeros, esta semana tocaba la cena de empresa, momento de dejar a un lado el organigrama, la jerarquía, los departamentos, los plazos. Ahora todos somos un equipo de personas dispuestos a cumplir con el objetivo común: pasárnoslo bien y celebrar que hemos conseguido llevar el barco a la meta, no sin problemas ni tormentas, pero aquí estamos sanos y salvos, preparados para afrontar la próxima etapa. Y es que en las organizaciones donde el "power point" que sirve de presentación de compañía y que en su segunda "slide" está la frase "nuestro mayor activo, el equipo Humano", no puede ser de otra forma que celebrar el final del ejercicio uniendo a toda la plantillas (sin colores, tamaños ni petos) y recordarnos al completo que ante todo somos humanos. ¡Bravo!

Y es que la empresa moderna necesita "engagement" durante todos los días; sí. 

Estando totalmente de acuerdo que debe formar parte de la cultura; también. 

Pero esto no quita que debemos aprovechar los eventos grandes del año, como la Navidad, y la cena de empresa, para hacer hincapié en este tipo de iniciativas, remarcando los hitos conseguidos por la empresa, sin olvidar que han sido conseguidos por las personas que la forman, sin lugar a dudas. Esa cifra de ventas acumulada, esos diseños difíciles pero conseguidos en tiempo y forma, esas mejoras en las compras, esa documentación que salió a tiempo para que el cliente gestionara el resto de papeles desde el lunes, la disponibilidad de financiación cuando se requiere, el pago a nuestros proveedores, los productos funcionales y de calidad realizados en la planta, y todo, todo lo que hacemos para conseguir el bienestar de nuestros accionistas y avanzar durante el día a día, debe ser reconocido. 

Y no hay mejor momento que estos días que se dan para reunirnos en torno a una mesa y compartir como cuadrilla todos los éxitos del año, que escondidos tras plazos, problemas, reclamaciones, disputas y más deben de ensalzarse sobre todas los escollos para que las personas se sientan como tales y continúen durante años ayudando a conseguir los retos que nos deparará este futuro prometedor, pero a la vez sinuoso e incierto.

Por esta dificultad que se vislumbra hoy en día las empresas necesitan más y más, más y mejor a los recursos humanos, ya que serán las únicas mentes flexibles que puedan manejar y variar, incluso adelantarse al entorno, haciendo de la tecnología su mejor aliada, verdad, pero siempre inventada, diseñada, y gestionada por las  benditas PERSONAS.

Me gustaría por ello romper una lanza por las organizaciones que apuestan por el engagement, término que puede asimilarse a compromiso o implicación y que se identifica con el esfuerzo voluntario por parte de los trabajadores de una empresa o miembros de una organización. ¿por qué? Pues porque una vez que lo consiguen (me refiero a lo del "engagement"), lo que obtienen son trabajadores totalmente implicados en su trabajo, entusiasmados con él, y además cuando tienen una oportunidad actúan de una forma que va más allá de los intereses de su propia organización.



Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 3 minutos a ver el siguiente vídeo que evidencia todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: Leadership.- Engage your Team



Nota: Os dejo un test de 12 preguntas que desarrolló la organización Gallup y que sirve para que probéis el nivel de "engagement personal en vuestro trabajo": 

Lo podéis contestar y ya me contáis...

1) ¿Sabe lo que se espera de usted en el trabajo?
2)¿Tiene los materiales y el equipo correcto para hacer bien su trabajo?
3) En el trabajo, ¿tiene la posibilidad de hacer lo mejor posible cada día?
4) En los últimos 7 días, ¿ha recibido algún reconocimiento por el trabajo indicado?
5) Su supervisor, o alguien de su trabajo, ¿parece ocuparse de usted como persona?
6) ¿Hay alguien en el trabajo que aliente su desarrollo?
7) En el trabajo, ¿sus opiniones cuentan?
8) La misión o propósito de su empresa, ¿hace que usted sienta su trabajo importante?
9) ¿Sus compañeros de trabajo están comprometidos en hacer un trabajo de calidad?
10) ¿Tiene un mejor amigo en el trabajo?
11) En los últimos 6 meses, ¿alguien en el trabajo ha hablado con usted acerca de su progreso?
12) En el último año, ¿ha tenido oportunidad de aprender y crecer en el trabajo?

domingo, 7 de diciembre de 2014

ME CAMBIO AL "INBOUND MARKETING"

"La gente odia la publicidad en general, 
pero adora la publicidad en particular "

@cindygallop en el festival de creatividad Cannes Lions 2012


Mucho trabajo el que la semana nos ha brindado y la verdad, cuando toca preparar un gran primer trimestre en ciernes la motivación, la autoestima y la ilusión de cada uno de los componentes de los departamentos llevan a las diferentes tareas en volandas; sí, en volandas.

Una vez conseguido los ansiados pedidos, sea como fuere, los agrios momentos se olvidan y todos los actores pasan al relevo. Empieza a no importar si es mío, o no; si depende de otro, o no; lo que importa es sacar el proyecto adelante y cualquier escollo se pasa sin problemas a diferencia de los tiempos pasados cuando el viento de cara provocaba que los mismos parecieran cimas insalvables. Pero todo en la vida tiene su inicio y su fin.¿verdad?

Ahora toca mirar hacia delante, y eso es lo que haremos. Y en eso estábamos cuando recibí un e-mail del jefe indicándome que le echara un vistazo a una propuesta gratuita de insertar una entrevista en un periódico de tirada nacional (un lunes, eso sí) ya que habíamos sido elegidos como empresa líder en nuestro sector. Yo sabía que el tema de la gratuidad está camuflado con la aportación de los costes de maquetación, edición e imprenta, pero para asegurar llamé y me informé. Efectivamente, así era, por lo que la broma salía por un pico, al menos para lo que nosotros estamos acostumbrados en el presupuesto dedicado a publicidad y marketing.

Al día siguiente, comentándolo con nuestro Comunity Manager, me miró atento cuando le explicaba el tema y me dijo muy, pero que muy serio:

- "No habréis aceptado, ¿verdad?"

- "Claro que no, chaval, no sin tu visto bueno. Ya sabes, como siempre...".- Le dije vacilante.

- "Por mi parte, me cambio al inboud marketing".- Me comentó sonriendo.

-"¿eh? ¿Pero eso que és?.- cuestioné mientras me sentaba a su lado. Esto me sonaba a charla de aprendizaje, y como siempre de las buenas.

- "ponte cómodo y te cuento, que te va a gustar".- Me soltó con su tono siempre risueño y  se puso a disparar".


"Como bien sabes, pocos sectores resultan tan dinámicos y cambiantes como el del marketing online. De ahí que de vez en cuando surjan a menudo nuevos conceptos que no siempre resultan familiares para quienes no trabajan en este ámbito. Precisamente, éste es el caso del inbound marketing.

A la hora de ofrecer una primera definición sobre el mismo, es muy importante tener presente que no se trata únicamente de una metodología, sino también de una filosofía que condiciona la manera en la que una empresa gestiona sus acciones de marketing. En pocas palabras, podría decirse que el inbound marketing consiste en una serie de técnicas de marketing dirigidas a incrementar el número de visitantes que registra una determinada página web, un blog o un perfil en redes sociales, con el fin de que acaben convirtiéndose en leads (es decir, registros o cupones con los datos de aquellas personas que se han interesado por los contenidos online de la empresa). A partir de aquí, los responsables de marketing, en este caso nosotros, iremos trabajando con esta información, con el objetivo de preparar a los usuarios para que conozcan bien la compañía y acaben convirtiéndose en clientes. Sin embargo, el inbound marketing engloba una realidad mucho más compleja, que te resumo a continuación y puede que esté llamado a generar una revolución en el mundillo del marketing.

-  "Pero, ¿nosotros podemos usar esta técnica?".- le pregunté boquiabierto.

- "No es una técnica, Eduardo, tranquilo, es una metodología que coordina diversas técnicas de marketing y se basa en cinco pilares que deberemos de estudiar y encajarlos con la idiosincrasia de nuestros benditos clientes. No te aceleres, tranquilo".- Cómo me conoce el compañero y cómo sabe leer en mis pupilas dilatadas y los ojos forzados de par en par que me enciendo. -"Lo que haremos es seguir los pilares, poco a poco, creando una nueva filosofía que nos permita llegar a nuestro objetivo". Aguanta un poco que te explique. Y comenzó de nuevo tras el parete.

"Lo primero es generar atracción de tráfico (primer pilar) a través de diversos recursos y soportes online: blog, podcasts, videos, boletines, redes sociales, etc... siempre eso sí, coordinadas. Tras ello, debemos pasar al pilar de la conversión (segundo pilar), aspecto que engloba procesos y técnicas que utilizaremos para convertir el tráfico web en una base de datos, indispensable para que cualquier acción posterior llegue a buen puerto. Ahora, es el momento de la automatización del marketing (tercer pilar), poniendo en marcha dos técnicas como el lead scoring y el lead nurturing. Te cuento, el lead scoring valora el nivel de cualificación de los leads, o sea mide su temperatura respecto a la intención de comprar nuestro producto (ya sabes, caliente, caliente...) mientras que el lead nurturing nos ayuda a interaccionar con nuestros potenciales clientes para conseguir acercarles hacia una posición de compradores. Toca analizar el comportamiento en la red y hacer seguimiento de las cookies, las cuales las hemos mandado cual espías para que nos informen cómo actúan nuestros clientes a través de la web.".- Me comentaba mi colega cuando de repente le interrumpí diciendo. "¡Vaya, así que varias veces al día cuando estoy navegando y acepto esto de las jodías cookies estoy aceptando tener pequeños vigías en mi ordenador mandando mensajitos a diestro y siniestro de mi vida!.- 

A lo que me contestó sin dudarlo.- "pues sí, pero estás a punto de cambiarte de frente, y no podemos frenar las nuevas reglas del juego, por lo que unámonos a ellos. Usemos esta información para generar automáticamente interacciones con las personas que están interesadas en parte de nuestros productos, enviemos newsletter en los que llevan tiempos sin interactuar en nuestros medios, etc... y a partir de aquí, orientémonos en no sólo conseguir clientes sino en fidelizarlos (cuarto pilar), manteniéndolos satisfechos, ofreciéndoles información útil y cuidando de leads que sin llegar a ser clientes pueden ser prescriptores en la red de nuestra marca. Pero como te he dicho al principio, no es una técnica aislada, no, sino que es un conjunto de técnicas con grado de filosofía que si no se consigue sincronizar (quinto pilar) no conseguirá ninguno de los objetivos que de la herramienta se desean."

Y con esto terminó su Master Class, dejándome un poco sin palabras, pero dándole ya vueltas al asunto atiné a decirle que cuándo empezábamos, a lo que prosiguió un típico "paso a paso", primero toca pensar cómo...




Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 1 minuto a ver el siguiente vídeo que evidencia todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: INBOUND MARKETING



Nota: No parece mal asunto, ni complejo, pero no significa que sea fácil. Como siempre será cuestión de buen plan, perseverancia y compromiso desde la cima...

domingo, 30 de noviembre de 2014

EMPEZAR CON UN FIN EN MENTE

"Administrar es hacer las cosas bien, 
liderar es hacer las cosas correctas"

Peter Drucker y Warren Bennis



Puedo decir que la semana última de Noviembre es una de esas de las que  no te dejan mucho hueco para pensar, no. Y es que cuando haces una ruta que pasa por  Lleida, Girona, Barcelona, Valencia y Palma, sin contar las dos jornadas que tocan de despacho en la central, una vez puesto el cuerpo en el hotel noche tras noche, tras largas y productivas jornadas no es nada más que para cena, ducha y cama. 

El resultado ha sido bastante positivo en general, y en particular el Jueves conocimos a los socios de una empresa que con mucha probabilidad nos brindará la oportunidad de realizar buenos negocios en el futuro, seguro que sí. No son exactamente el perfil que nos solemos encontrar en nuestro sector, pero tienen muy clara su política de empresa, y aun con un modelo de negocio muy distinto a lo que estamos acostumbrados a tocar y sufrir, están obteniendo ya muy buenos resultados en su zona de actuación.

Bueno, ya iremos estudiando como engranar nuestras empresas y cómo conseguir resultados conjuntos que mejoren la suman individual obtenida hasta el momento por separado. Lo que sí se denotaba en sus principios fue una gran efectividad tanto personal como de empresa, lo cual presagia un foco de aprendizaje y entendimiento con ellos que abrirá nuevas puertas a ambas empresas.

Por otro lado, este mismo sábado, tal y como había prometido a mi esposa, cogimos el coche y rematamos unos cuantos kilometros más (para que luego digan) y nos fuimos sin pereza a la capital del reino a que durante una hora y media nos deleitara Concha Velasco (por cierto, ayer era su cumple) con su obra "Olivia y Eugenio". La verdad, no hay nada mejor que conseguir que la mente se evada de todo, y en este caso, esta gran artista, lo logró.

La obra no os la contaré (tenéis que verla), pero sí que tras analizarla hoy a la mañana encontré una gran similitud con las personas que conocí en la empresa visitada el pasado Jueves. Sí, en ambos casos dirigían sus vidas con un claro "Empezar con un fin en mente".

Entonces me he dado cuenta que precisamente esto era lo que provocó mi seguridad de que estaba tratando con gente altamente efectiva. Y es que no se puede ser efectivo sin imponernos un objetivo, ni en la vida, ni en el trabajo.

Pero, ¿cómo elijo el camino que quiero seguir? ¿de qué forma trazo la línea hacia lo que quiero ser? Pues bien, hay una forma que no suele fallar, y me permito la licencia de indicaros cómo es posible analizar la mejor y más sincera manera de descubrir cómo nos gustaría ser.

El tema es sencillo y se trata de echarle un poco de imaginación:

"Debes verte en un funeral, llegando al mismo para dar el pésame y viendo a muchas personas conocidas pero que no te hacen caso al entrar y pasar por su lado. Como siempre, sueles acercarte a la zona donde descansa el cadáver y cuando te asomas te ves tú mismo. Vamos, que estás en tu funeral y tus allegados han ido a ofrecerte un último homenaje.

Entonces, coges una especie de tríptico que descansa en un atril cercano y puedes leer que tras el Rosario habrá cuatro oradores. El primer orador es alguien de tu familia cercana, por lo que te dibujarán de primera mano como familiar. El segundo es uno de tus amigos, por lo que tendrás la oportunidad de escuchar lo que has sido como persona. El tercer orador es un colega del trabajo y el cuarto es el párroco de la iglesia o comunidad a la que perteneces.

Ahora, te toca pensar profundamente en lo que te gustaría que cada uno de esos oradores dijera sobre ti y sobre tu vida. Qué tipo de espos@, padre o madre, clase de hijo, primo, amiga, compañero de trabajo, etc...

Con qué carácter quieres que te recuerden, qué logros te gustaría que resaltaran en público, cómo has influido en sus vidas, etc...

Díficil y profundo, ¿verdad? Pues de lo que se trata, una vez que hemos llevado una vida de proactividad, tal y como comentamos en la entrada del 5 de Octubre, toca darle sentido a nuestras vidas (en todas sus facetas: familia, amigos, trabajo, comunidad) con nuestros actos y para ello debemos de alcanzar por un momento nuestros valores más profundos y fundamentales, estableciendo un contacto breve con el sistema de guía interior que se encuentra en el corazón de nuestro círculo de influencia.

Dejando en el centro de nuestras vidas estos valores y siendo guía para nuestra actividad diaría tendremos de una manera clara y concisa (EMPEZAR CON UN FIN EN MENTE) la brújula que nos llevará hasta lo que queremos ser y cumpliremos nuestro sueño de serlo asegurando que todos los nuestros nos recordarán tal y como nosotros soñamos que nos recuerden.

Ahora debes orientarte a los valores que te hubiera gustado que los cuatro oradores remarcaran de tu vida.

En definitiva, recuerda que todo se crea dos veces, o sea que primero se visiona y después se construye (O así debería ser). Como se indica en la cita de la entrada de hoy de los Gurús Drucker and Bennis, debemos liderar nuestras vidas y no administrarlas. No debemos vivir bien con lo que nos marquen para nuestra vida otros sino vivir correctamente según nuestra visión y nuestras metas marcadas por nuestros sueños.

Llevándolo al terreno empresarial, no podemos caer en la tentación de trabajar por trabajar. Imaginemos a un grupo de jornaleros que deben de atravesar una selva. El productor/administrador ordena que vayan haciendo paso por la selva con sus herramientas y machetes desde el primer momento, sin detenerse. En cambio, el jefe que plantea el negocio desde el liderazgo trepa el árbol más alto y, supervisando la situación grita: "cambio de planes, selva equivocada".

Como padres, también a veces estamos atrapados en el paradigma de la administración, pensando en el control, las normas, la eficiencia sin orientarnos en el avance, el propósito de crecimiento y los sentimientos de familia.

Y qué decir de nuestras vidas personales, la ayuda al prójimo, los amigos... qué poco claro tenemos en este aspecto nuestros valores, nuestro fin...






Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 3 minutos a ver el siguiente vídeo que evidencia todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: TENER UN FIN EN LA MENTE



Nota: Bueno, pues ahora toca re-escribir el guión de nuestras vidas, visionar y escribir nuestra misión personal para a partir de ahí llegar a construir nuestro yo, el que queremos que nuestros oradores realcen cuando nos vayamos...


sábado, 22 de noviembre de 2014

ATACANDO LAS POSICIONES DOMINANTES



"El monopolio es una cosa terrible, hasta que lo tienes"

Rupert Murdoch.
Ceo en News Corporation

Ya lo vaticinaba un amigo el sábado y desde el mismo lunes a la mañana tuve y no pocos comentarios en busca del colega que desde el mismo día primero de la semana quedó bautizado como el niño-adulto.

Y es que también es bastante singular que el único en no referirse al tema escrito durante la entrada pasada es el propio doliente y puede que se le haya pasado, el leerlo me refiero, ya que el comentario al respecto no faltaría, conociendo al susodicho.
Pues bien, sin darle más importancia, entre otras cosas porque no la tiene, me traslado a lo acontecido en mi semana, que es la vuestra y que merece la atención total ya que como dice aquél: "agua pasada no mueve molinos".

Y es que la tendencia sigue siendo de dinamismo, pedidos y sobre todo optimismo ante la generación de contratos en cantidad suficiente para evidenciar un gran primer trimestre del que será el mejor arranque del año de los últimos cuatro. Esta inercia nos ha permitido trabajar más centrados en el negocio y dejar atrás preocupaciones que motivaban tensiones innecesarias y que además, complicaban el quehacer diario con desgastes y roces derivados del nerviosismo general. Y de esta guisa han transcurrido las jornadas, sin ningún contratiempo a reseñar.

Ya acabando la semana, la laboral, y en la hora de las cañas, las de los viernes, ha salido el tema de una empresa del sector de un tamaño muy distinto al resto de competidores el cual, aprovechando sus pulmones es capaz de decidir los precios de su producto a la vez que éstos son los impuestos para el mercado. Es una posición dominante que ya se ha cobrado varias victimas en el camino y de momento, no parece que el final de la película esté cerca.

No he podido tras la charla, animada y de nivel, como siempre acordarme de los mercados en los que se está más cerca del monopolio que de la bendita "competencia perfecta". Y es que aunque parezca mentira, quedan segmentos, sectores o nichos, que de una manera encubierta, o no, toca lidiar con la injusticia de este extremo tan perjudicial para unos y tan ventajosos para otros.

Puede que la ventaja adquirida por la empresa en esta circunstancia sea buena para ella, ya que le hará ganar más dinero, pero el usuario aprovechará la situación para comprar más barato siempre y cuando la empresa no pueda aumentar los precios (usándolos como barrera de entrada) sacrificando eso sí la ausencia de gama o variedad.

Lo que es interesante, desde mi punto de vista es jugar la partida en el bando opuesto a estos gigantes con poder, evaluando sus puntos débiles e intentando cambiar en lo posible las reglas del juego. Como reza el título de la entrada, atacando las posiciones dominantes.

Toca pensar, y para ello nos pagan, ¿verdad? por lo que debemos aprovechar nuestra agilidad, asegurarse de no realizar maniobras peligrosas que pongan en peligro nuestra integridad empresarial, innovar, cambiar hábitos y cubrir necesidades inexploradas de los clientes, así como gestionar la proximidad y la extrema customización para posibilitar en la medida de lo posible el crecimiento de pymes a la vez que la creación de riqueza en nuestras zonas de actuación.

No suena fácil ni sencillo, pero sí que es un reto de gran calado el desplazar de su trono, o al menos intentarlo a tan enorme ejemplar. La tarea no es fácil cuando toca luchar sólo, desde una posición de tamaño y fuerza cuasi-ridícula respecto al competidor de referencia por lo que no vendría mal, aparte de imaginación y valentía temerosa algo de apoyo institucional que provocara una asociación aunando esfuerzos y permitiera la formación de una oposición relevante. Pero es utopía, no hay ganas ni mentalidad, por lo que este camino está y permanecerá sin asfaltar, o así lo estimo yo.



Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 4 minutos a ver el siguiente vídeo que evidencia todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: ADECUACIÓN DE PRECIOS



Nota: Mucho camino que recorrer en estas lides y sobre todo barreras y piedras en el mismo no faltando peregrinos. Yo lo recorreré, atacando las posiciones dominante ¿y vos?

sábado, 15 de noviembre de 2014

NIÑO O ADULTO: TÚ ELIGES




"El mundo exige resultados.
 No le cuentes a otros tus dolores del parto. 
Muéstrales al niño."


Indira Gandhi. (1917-1984)


Muchas cosas han pasado durante la semana y aunque parecía que no sería posible concluir muchas de ellas, al final, paso a paso, gota a gota, se han ido concluyendo las tareas pendientes y las piezas del rompecabezas se han colocado de una manera bastante lógica; al menos eso creo yo.




Además, parece que poco a poco se van animando los clientes y se están tomando decisiones de inversión que vaticinan un buen final de año y sobre todo, un excelente inicio del próximo.

Por otro lado, en la parte aprendizaje, me ha tocado lidiar con una situación que me gustaría compartir con vosotros ya que al menos a mí me ha enseñado, y no poco.

El tema ocurrió este mismo jueves, a la hora de entrada a la tarde, justo en la puerta de la sala del café (bendita sala de confesiones, dicho sea de paso) me he cruzado con un compañero y el gesto que llevaba en la cara no me gustó, nada de nada.

La verdad, podría no haberle dado importancia, pero los que me conocéis sabéis que soy incapaz de no hacer un comentario a cada situación que se salga de lo estándar y esta vez no podía ser menos. Por tanto, le pregunté directamente si le había pasado algo a lo que el compañero sin vacilar (estaba deseando contarlo a alguien) me indicó la dirección de unas sillas al final de la sala y en su boca sonaron las palabras:

"por favor, siéntate y te cuento, esto no te lo vas a creer".

En resumen, estaba  fuera de sus casillas debido a que su jefe, sí, su jefe le había dejado sólo ante el peligro, a él, con un problema que tenía con un responsable de otro departamento. La verdad, no viene a cuento, pero era un tema bastante serio y yo tampoco daba crédito a que no le hubiera apoyado en este "affaire" tan peliagudo. Además, estaba en juego la reputación del departamento y al final, el responsable de este trabajador se vería involucrado en el asunto si éste no salía airoso del mismo. 

"Y encima, me ha dicho que quiere una solución antes de diez días ya que si no es así, tendrá que tomar medidas", comentaba con rabia. Incluso noté un velo de fluido a punto de derramarse en sus pupilas dilatadas.

No te prometo nada, le repetí varias veces, pero no dudes que si has recibido tan poco apoyo, y además sin motivo, tal como cuentas, ya me encargo yo de que sientas el arropo de tu jefe en estas situaciones en las que no se trata de unos u otros, sino que el interés general de la empresa debe primar sobre lo que él entienda cómo parte de tus tareas.

Y tras una breve charla, poco a poco se calmó. Eso sí, tengo que decir que me costó un cafelillo extra y este gasto no estaba en el plan semanal. Ya veremos cuando lo recupero.

Pasó el jueves sin más historia y hoy a la mañana he mandado llamar a mi despacho al jefe de departamento para que me explicara más sobre el asunto. La verdad, pensaba emitir una gran homilía de las que me caracterizan pero no, esta vez no he podido ni empezar, ya que antes de arrancar con la misma me han dado una lección que no por buena sino por magistral nunca olvidaré, y espero que ustedes tampoco.

Muy resumido os puede decir, que lo ocurrido formaba parte de un gran escarmiento a un "junior" que había dado ya tres desplantes a su maestro durante el último período del año (2 meses aproximadamente) y no había permitido que el jefe le ayudara en varias de las gestiones de importancia acaecidas en el tiempo referido. Además, con datos me ha demostrado que ha errado en las mismas, por su arrogancia y poca humildad a la hora de no pedir la ayuda que su responsable hubiera dispuesto en pro del bien común, tanto del departamento como de la empresa. En las palabras del susodicho, rezaba que ya no era un niño, y como adulto tenía derecho a decidir, gestionar y ejercer como tal. Que no necesitaba el continuo apoyo de su jefe y que le valorara al final del año y no con un seguimiento tan estresante y de manera tan continua.

Por lo mismo, el jefe le estaba esperando, y no sin falta de razón (una vez estudiado el asunto y viéndolo en perspectiva) le había dejado sólo ante el peligro para que viviera en sus carnes la necesidad de un apoyo, su apoyo, siempre y en cualquier circunstancia de la vida. Es decir, me comentaba, es muy probable que el tiempo nos haga dejar la niñez, sentirnos maduros, más seguros y capaces de afrontar tareas de una manera cada vez más autónoma, pero no debemos olvidar que siempre necesitamos sentirnos apoyados y protegidos. 


No he podido rematar la tarea y explicar al primero lo que el segundo me ha inculcado, pero estoy seguro que este fin de semana leerá esta entrada y el lunes sin necesidad de mediar palabra, sólo pagándome el café que me sacó indicará con este gesto que ha entendido el mensaje y por ende, aprendido la lección.




Para muestra, un botón y me permito sugeriros que dediquéis 4 minutos a ver el siguiente vídeo que evidencia todo lo escrito y si no cae en saco roto podréis usarlo como ejemplo varias veces al día desde el momento que lo veáis.


El vídeo de la semana: LA OLLA EMBARAZADA



Nota: Nos hacemos mayores, adultos. Pero no debemos caer en la tentación de la total autonomía, ya que siempre nos hacen falta los nuestros. Padres, parejas, amigos, compañeros, todos tan necesarios como irreemplazables en muchos momentos de la vida.