"Si tenéis un minuto, intentad resumir vuestra pasado, brevemente, y sentiros orgullosos.


Después, enfrentando el maldito folio en blanco, dibujad vuestro futuro, con pasión, con ganas de hacedlo mejor.


Será vuestro mundo, vuestro camino..."

domingo, 18 de agosto de 2019

LO SIENTO, PERO ME VOY DE LA EMPRESA

"El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores"

Séneca (2 AC-65) 
Filósofo latino



"Tenemos otro fuego que apagar".- Con estas palabras se presentó en mi despacho el Responsable Técnico dejando la carta de renuncia de uno de sus principales diseñadores sobre mi mesa.

Era la tercera baja de personas clave desde Semana Santa y todo apuntaba que no sería la última, por lo que reuní al equipo directivo y les planteé que prepararan un estudio de posibles causas de esta "estampida" intentando remontarse a los últimos tres años y pidiéndoles un marco teórico que nos ayudara a cortar la "sangría".

Esto ocurría hace un par de meses y ahora teníamos un estudio que nos ayudaría a seguir mejorando en la empresa a través de nuestro activo más valioso, las personas. O eso pensaba yo mientras releía el documento que Juan María me había dejado la semana pasada, justo antes de marcharse a sus merecidas vacaciones estivales.

El mismo se iniciaba con una serie de causas que, posteriormente, iban analizándose por separado, concluyendo una serie de posibles soluciones individualizadas por cada causa principal.

No faltaban como causas generales la falta de reconocimiento, trabajos que no llenaban al empleado, pocas o ninguna posibilidad de promoción, malas prácticas de gestión, jefes en los que no se confiaba o culturas laborales no alineadas con los valores del empleado. Llamaba la atención que el tema económico no estaba entre las principales causas, pero la cuestión era así, como suena. 

"Cada baja clave es un fracaso de los directivos, cuya principal función debería ser cumplir con los objetivos a largo de la empresa involucrando y reteniendo a los mejores empleados de cada área de la organización.".- seguía pensando mientras esperaba al resto del equipo.

Como primer cambio, reclamé que al que deje la organización no lo pregunten nunca más "¿por qué nos dejas?", y en cambio contesten a "¿por qué no te quedas?". Creo que para retener talento, es necesario conocer los motivos que las personas tienen para no seguir con nosotros, ayudándonos a completar el proyecto común.

Fue un día de trabajo largo, pero muy provechoso. Salieron una serie de razones en las que habría que trabajar mucho, pero que nos darán luz en el proceso de convertirnos en una de las mejores empresas de nuestro entorno y por supuesto, de nuestro sector.

Os dejo las principales conclusiones, para si es posible, recibir vuestros comentarios, ampliaciones y mejoras:

- Trabajaremos todos los días, con nuestros equipos, para que nunca sientan sus expectativas defraudadas. Esta parte se conoce como el cumplimiento del contrato psicológico.

- Alinearemos en todo lo posible los desajustes entre las personas y su puesto de trabajo.

- Daremos un seguimiento suficiente a nuestros empleados, no dejando sin consejos a los nuestros, de una manera continua.

- Dentro de la función de seguimiento, estaremos muy atentos a las oportunidades internas de crecimiento y promoción. En este apartado, buscaremos nuevas formas de promoción, formación a medida para nuestra gente y la creación de nuevos puestos de alto nivel técnico como alternativa al desarrollo en los puestos de gestión.

- Reconoceremos, cuando sea justo, personalmente los logros de las personas en nuestros equipos, intentando que nadie pueda sentirse infravalorado mientras aporte valor a nuestro proyecto y a las metas de la organización. Para ello, el equipo directivo mejorará su empatía, atenderá de manera más cercana a sus subordinados y deberá conocer mejor el trabajo de sus empleados para diferenciar el trabajo aprobado por los pelos del extraordinario.

- Daremos importancia a la gestión del estrés por sobrecarga de trabajo, entendiendo una causa de estrés el desequilibrio entre el trabajo y la vida personal. Debemos empezar a comprender que ocuparse del capital humano no es sólo lo que hay que hacer, sino que es lo mejor para el negocio, ya que existe una relación directa entre el trato a tus colaboradores con la rentabilidad de la empresa.

- Por último, por encima de todo y de manera urgente, es necesario restaurar la pérdida de confianza en el liderazgo superior, departamento a departamento.


Para mi es fundamental que el equipo directivo inspire confianza a través de una visión clara, genere un plan que verdaderamente funcione y que además, tenga o desarrolle (urgentemente) las competencias para ponerlo en práctica.

Como siempre, es nuestra obligación soportar las palabras con hechos. Desde hoy, nuestra misión será mantener el equilibrio entre el compromiso y los derechos, como una responsabilidad común entre empleados y los líderes de la empresa. Es necesario que ambas partes lleguen a un acuerdo, teniendo importancia la concreción de ese compromiso y las actuaciones del equipo de dirección, las cuales irán encaminadas a fomentarlo.

Nadie habló, y sin mediar palabra, me levanté y salí de la sala. Era la hora de volver a casa y preparar las maletas que nos llevarían a toda la familia al descanso que este magnífico puente nos había planeado...




Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.

domingo, 28 de julio de 2019

NO ES UN TEMA DE PRESENCIA, SINO DE PRODUCTIVIDAD

"El hombre es una multitud solitaria de gente, 
que busca la presencia física de los demás 
para imaginarse que todos estamos juntos"

Carmen Martín Gaite (1925-2000) 
Novelista española


Tras la comida, ya con todo el proyecto firmado, salieron varios temas a la palestra que me parecieron bastante interesantes. Uno de ellos fue el tema de los fichajes, tan de moda este año en curso debido a la nueva ley que se ha dispuesto en nuestro país, y que según Jaime, y yo lo creo también, nacida como un gran error por vincular el control de horarios a la productividad. 

"Esta idea es de la prehistoria".- nos indicaba el colega, y es lo mismo de difícil que entender que hoy todavía haya empresarios que sean capaces de vincular productividad con el presentismo.

Para Jaime, un gran directivo recientemente aterrizado en nuestra organización, trabajar donde y cuando quiera (o se requiera) es uno de los principales motivos por el cual fue tentado para dar el salto profesional a nuestro renovado y ambicioso proyecto. No necesita trabajar en la oficina para hacer su trabajo, por lo que fichar no forma parte de su rutina laboral; no lo requiere su actividad.

Otro director, de acuerdo con lo anterior, reclamó durante la charla que había que desterrar al enemigo número uno de la productividad, el presentismo (tan arraigado en tantas organizaciones clásicas a día de hoy, todavía). 

Está muy claro que debemos diseñar un sistema de trabajo por objetivos, los cuales beban de un entorno de responsabilidad y confianza mutua (entre empleado y empleador) que permita motivar a alcanzar las metas a unos y generar proyectos rentables a otros.

Hoy, nos toca vivir en un ecosistema laboral que necesita conciliación, flexibilidad y aspiraciones diferentes de las nuevas generaciones de profesionales, los cuales nos demandan horarios flexibles e incluso tele-trabajo, por lo que cualquier ley que obligue al presentismo/control va contra natura, contra los tiempos.

El objetivo principal, en cualquier caso, será cumplir la ley sin matar nada de lo avanzado en materia de flexibilidad. Han pasado muchos años y mucho esfuerzo para desarrollar una cultura en organizaciones que han dado paso a culturas laborales basadas en confianza y responsabilidad, demostrándose un aumento en la satisfacción de los empleados, a la vez que rentabilidades sostenibles de un mayor valor que en épocas pasadas. No podemos ir para atrás en este campo, una vez conseguido avances plausibles.

Pero como interpeló Javier, apelando a su experiencia y como siempre, serenando los ánimos cuando el asunto se enciende, digamos un poco de más, "cuidado con eliminar controles horarios en sectores industriales y puramente productivos, sin más, ya que este sistema es necesario y ha dado muy buenos resultados hasta ahora".- Cierto es, también, que veía difícil medir jornadas de personas que compaginan reuniones, desplazamientos, comidas (de trabajo o no), actividades de carácter personal, realizadas a veces con clientes y otras no, etc...

Todos estábamos de acuerdo con Javier, por supuesto, por lo que hablando de consultores comerciales, directivos y personas con trabajo muy poco relacionado con la actividad industrial y productiva, conveníamos que no hacía falta una ley.

¡Qué mal nos va con eso del "café para todos"!, pero cómo simplificamos proponiéndolo cuando nuestros recursos legislativos (intelectuales, por supuesto) no dan para más...

También, entre otras cosas, estábamos seguros que ningún dispositivo electrónico para anotar horarios contribuirá a tener mejores organizaciones. No debemos olvidar que todo esto se está tratando en la era digital, en medio de la empresa colaborativa, del trabajo flexible y de la conectividad, por lo que la solución a los abusos debería ir por otros derroteros. El registro, donde no es necesario, crea una desconfianza innecesaria y provocará seguramente distanciamiento entre las partes.

Por último, hay de aquél que intente estar dentro, como organización, de la empresa 4.0 y no tengan en cuenta que la medida del talento y la motivación para conseguir los retos por parte del empleado, no es una cuestión de horas de trabajo. Las personas que trabajan en las empresas de futuro, son profesionales motivados, con talento, que sacan los proyectos adelante, en tiempo y forma. 

¡No es un tema de presencia, sino de productividad!



Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.

domingo, 21 de julio de 2019

EL CEO AL QUE LE ENCANTABA DISEÑAR

"Cuidado con el hombre que habla de 
poner las cosas en orden. 
Poner las cosas en orden siempre significa 
poner las cosas bajo su control"

Denis Diderot (1713-1784) 
Escritor francés


No era el mejor día para Luisa y se le notaba en la voz. Cuando recibí su llamada me alegré, en un primer momento, pero enseguida detecté que lo estaba pasando mal. Habíamos coincidido durante mi primer trabajo y se le vislumbraba un camino de éxito en el mundo de la ingeniería. Y así ocurrió, ya que tras varios cambios de empresa durante los primeros años tras terminar la carrera, había llegado a Directora Técnica y de qué manera, por cierto.

Pero ahora todo había cambiado. La llegada del nuevo Director General la estaba trayendo mártir. Hacía años que no estaba siendo sometida a tan severo control, e incluso cada paso que daban en los nuevos proyectos eran sometidos al escrutinio feroz y minucioso del nuevo CEO. Este Directivo disfrutaba más que dirigiendo, realizando tareas como la de diseño, programación de la producción, etc... según me indicaba mi antigua compañera.

"No aguanto más".- me gritó de manera desesperada y lo que más me dolió, denotando mucha tristeza en la voz, mi vieja amiga.

Pero lo más grave, y que me gustaría resaltar en esta historia, no es que se estuviera cargando a una gran profesional con tan elevados conocimientos y experiencia, vitales para su empresa, sino que tras indagar en cómo actuaba con el resto de departamentos, ese era su modus operandi, en general con todo lo relacionado en la rama de operaciones.

En conclusión: no estaba haciendo su trabajo y como le dije a Luisa, aguanta, ya que si el Consejo lo ha fichado para Dirigir, como su puesto le obliga, tiene los días contados.

No había dedicado nada de tiempo a establecer el plan de acción para alcanzar y llevar a cabo la estrategia de la empresa. Nadie de su equipo sabía hacia dónde se dirigía su compañía.

Tampoco coordinaba los recursos que tenía y fijaba prioridades, jerarquías, etc... Normal, si no había planes no podía ponerlos en práctica, pensé cuando mis preguntas me revelaban esta falta de función del director.

Su intromisión en los quehaceres diarios, lejos de impulsar a los directores, mandos intermedios y al resto del personal para ajustarse a los procesos establecidos, trabajando motivados y sintiéndose guiados hacia la consecución del objetivo común, estaban resquebrajando la confianza de sus equipos. Como prueba ostensible estaba la llamada de Luisa, y la posibilidad de perder personal clave en su organización, los cuales durante años habían defendido su empresa a capa y espada.

Por último, desde mi  punto de vista, su último cuarto pecado, no ora otro que el de no dedicar tiempo, debido a que estaba haciendo el trabajo de su gente (dicho sea de paso, bastante peor), a evaluar si durante el desarrollo de los diferentes proyectos se estaban generando desajustes, y en caso de existir, adoptar medidas para que se pudiera retomar el camino correcto hacia la consecución de los objetivos de la empresa.

Nada más por hoy y muchos ánimos desde estas líneas a Luisa y a tantos otros directores que se ven invadidos por sus jefes, incapaces de dirigir y que pasan sus jornadas molestando y restando capacidades a sus empleados y por ende, minimizan los resultados de sus empresas.

Y no olviden que un Director General debe, en un alto porcentaje de su tiempo dedicarse a Planificar, Organizar, Liderar y Controlar, haciendo que sus recursos funcionen por sí sólos, y dejando hacer al que sabe y más importante, al que está contratado para ejecutar esa actividad.



Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.

domingo, 14 de julio de 2019

¿QUÉ QUEREMOS DEL DIRECTOR COMERCIAL?

"Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada"

Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) 
Escritor francés




Los años no pasaban en balde y JuanDe ya no tenía esa energía de antaño para viajar a ese nivel que nos tenía acostumbrados, ni tampoco aguantaba esas jornadas maratonianas con esos clientes insaciables, sin prisa, incluso a veces, parecía que sin casa.

Además, la cuenta de clientes que tenía a su cargo directamente era más corta y elegida muy de manera, diríamos estratégica. Había ido cediendo poco a poco a su equipo de colaboradores zonas, clientes y algún que otro producto molesto que era necesario, pero no se necesitaba amplio conocimiento o experiencia.

Pero, ¿eso es lo que queremos de él? nos planteábamos en la reunión trimestral  que teníamos para revisar cómo iba cada uno de nuestras primeras espadas.

Yo entendía que sí, por lo que defendía que los cambios provocados en la forma de trabajo de JuanDe eran naturales a la exigencia que proponíamos a su puesto de Director Comercial. Claramente era el profesional que necesitábamos y por nada del mundo sería bueno para la empresa que el sobrino del jefe pasara a ocupar su puesto, independientemente de que últimamente hubiera crecido mucho en el departamento a nivel de ventas en el mercado internacional.

Por un lado, necesitamos que siga implantando la estrategia de ventas, y esta puesta en marcha, la realiza muy bien. Además, lanza la misma respetando nuestros valores y mandando mensajes de marca siempre alineados con nuestra política.

Además, elaborando la previsión de ventas es único. Conoce el mercado, la competencia y es capaz de evaluar como nadie los futuros crecimientos de la compañía cuando el desarrollo de nuevos productos está llegando a la etapa de industrailización.

Estaba claro que no era el mejor para influir en el posicionamiento digital de nuestra marca, pero había buscado un buen profesional en este puesto y su poder de delegación, además de no dejar de hacerle un seguimiento adecuado, hacía que la empresa no se sintiera mermada en este aspecto.

Por otro lado, era indudable su gran capacidad para motivar y dirigir a sus equipos de ventas, fijando objetivos muy digamos, alcanzables pero retadores a la vez. Jose, "el sobrino", tendría que luchar con esta parte con viento en contra, ya que el núcleo duro era muy fiel a nuestro JuanDe.

Por último, y muy importante según mi opinión, es la función que realiza de maravilla a la hora de reclutar personal, introducirles en las venas nuestra política comercial y sobre todo, nuestros valores corporativos (esenciales para transmitirlos en su día a día), así como la labor de formar continuamente a su equipo, por qué no decirlo, cada vez más difícil y numeroso.

Lo tengo claro, el sobrino lo está haciendo bien y tendrá que esperar, porque hoy lo que necesitamos ya lo tenemos, y los cambios hacia una nueva Dirección Comercial deben hacerse como lo estamos haciendo, sin cambiar la persona que dirige esta función, manteniendo a Juande por sus capacidades y aprovechando que en su día, dejara la jefatura de ventas para incorporarse en la gestión del equipo, y de qué manera.




Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.


domingo, 7 de julio de 2019

CAYENDO EN LA TRAMPA DEL DÍA A DÍA

"Nadie puede usar la palabra progreso si no tiene un credo definido 
y un férreo código moral… 
Porque la misma palabra "progreso" indica una dirección; 
y en el mismo momento en que, por poco que sea, 
dudamos respecto a la dirección, 
pasamos a dudar en el mismo grado del progreso"

Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) 
Escritor británico.


Juan no las tenía todas consigo, porque aunque sabía que todo el mundo trabajaba por objetivos, intuía que algo estaba fallando en los últimos años en su empresa. 

Y es que no todo es tener una parte del salario definido como variable basado en una serie de objetivos si no se cumplen unos principios básicos, que por simples, no son tan fáciles de implementar.

Comenzamos revisando si los objetivos seleccionados para cada profesional ayudaban a la organización en su conjunto, por eso de que siempre hablamos de la alineación de las metas de empresa con los objetivos. Tan importante es la señal que se manda con este tema a la hora de seleccionarlos, como de tener claro el tiempo necesario para realizar las tareas y un seguimiento que pueda servir de feedback efectivo para el personal.

Era importante y  también vital diagnosticar si Juan y sus chicos no estuvieran cayendo en la "trampa de las actividades", haciendo que todo el mundo se centrara en el día a día y olvidaran construir sobre la propuesta principal de su organización o de su departamento. En este apartado, tuve la oportunidad de tomar un café con varios de los responsables de los departamentos que dirigía Juan y ni uno de ellos me habló sobre algún tema estratégico de la empresa, sino que todos comentaban siempre tareas relacionadas con el "hoy" urgente.

Otro tema a revisar y del que sacamos no pocas conclusiones fue quién había participado durante el proceso de la planificación estratégica de su empresa. Qué diferente resulta de que todos los directivos y mandos intermedios clave participen de este proceso respecto a que sólo unos pocos directivos se encarguen de esta vital actividad.

Por último, trabajamos en conocer si Juan y su empresa, habían implementado un sistema de rendimientos enfocado en las metas que ayudara a la organización a conseguir el buen funcionamiento de su empresa. 

Juan no perdió ni un minuto de la jornada y tomo nota de todo, con gran esmero, y al final de la misma, a modo de resumen, me dejó ver las notas que había resaltado, ya subrayadas, para revisar como elementos principales una vez volviera a su empresa. 

Os dejo los titulares de esos apuntes:

A Revisar:

- Metas y objetivos alineados y en cascada en toda la organización. Revisar...

- Objetivos específicos de cada miembro. Redefinir...

- Participación en la toma de decisiones estratégicas. Ver quién, cuándo y cómo...

- Periodo de tiempo explícito y tiempo de seguimiento.

- Evaluación de rendimientos y seguimiento. Nuevo proceso e involucración de la dirección...




Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.


sábado, 22 de junio de 2019

EL PRONTUARIO DE SIKA Y LAS HABILIDADES BLANDAS

"La elección de un sistema de educación 
es más importante para un pueblo que su gobierno"

Gustave Le Bon (1841-1931) 
Psicólogo francés



Interesante cena el pasado jueves, a la cual había sido invitado como parte del jurado del premio del Prontuario Industrial y Naval de Sika, S.A.U.

Había leído los 7 trabajos de los finalistas que me habían enviado a mi correo la semana anterior y llevaba mis favoritos, tres, anotados en el móvil, por orden, con una pequeña reseña de los adhesivos elegidos, los materiales para la reparación del problema y los motivos que por creatividad me habían llevado a elegirlos.

Ya durante la cena se habló un poco de los favoritos con algunos de los comensales, profesores de universidad y directivos de las principales empresas de fabricación de medios de transporte del país, resaltando el ingenio de varios de los estudiantes que habían llegado a la final, así como algunas lagunas en aspectos de cálculo y sobre todo, el caso del trabajo con un error de bulto en no cumplir las bases del concurso, que aunque podría haber sido la mejor solución técnica, se había auto-descalificado, sin poder optar a la gran final. 

"¿Iría el tema de habilidades duras y blandas?"-. me preguntaba para mi mismo mientras tomábamos asiento dónde Felipe nos iba indicando.

Y es que mucho se habla, y de manera creciente, sobre la tendencia a futuro del "Internet de las cosas" y de la Industria 4.0, por lo que hoy, se empiezan a poner de moda carreras hasta hace poco diríamos que denostadas, y que hoy están muy, muy de moda, como es Matemáticas.

La velada nos llevó a pasar por el Machine Learning, las apps, la inteligencia artificial, la realidad virtual, el big data y muchos más temas tecnológicos que entendíamos configurarían los futuros trabajos, hoy sin inventar todavía, de nuestros estudiantes e hijos. Y está claro que son temas de total actualidad, ya que el fomento de los mismos en nuestra sociedad no es ningún secreto; se trata de habilidades STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Sí, así es, las nuevas tecnologías son el presente y el futuro y debido a ello, es necesario estimular a nuestros jóvenes en su aprendizaje desde edades muy tempranas.

La pregunta clave, que cambió el rumbo de las conversaciones, y que por mi parte creo que dio en el clavo fue cuando a mi derecha, el Director de Sika España, preguntó a los profesores presentes y directivos, qué había de la enseñanza de las habilidades blandas en las futuras generaciones de técnicos qué estábamos educando en tecnología y matemáticas.

Entendía que las habilidades STEM, siendo de las denominadas duras, son totalmente necesarias, pero dejó claro, según su opinión, que no eran suficientes. No sabemos el destino profesional de nuestros hijos, por incierto. Intuimos que lo digital estará muy presente, pero...

Todo esto nos llevó a que las habilidades blandas son y serán esenciales en el desarrollo educativo de nuestros niños y niñas, y que más nos vale desde nuestro sistema educativo y desde nuestros hogares en volcarnos en que ellos, nuestros jóvenes de hoy y el futuro de nuestro país, aprendan y desarrollen estas habilidades que seguro les ayudarán a triunfar en la vida. Eso sí, sabiendo complementarlas convenientemente con el conocimiento, por supuesto.

Ya volviendo a casa el viernes en el coche, tras una mañana de reuniones en la capital para aprovechar el viaje, iba pesando en todo lo interesante que surgió en la cena del día anterior, y aun sabiendo que las habilidades blandas son muchas más, os resumo mis favoritas, por vitales pero sin prelación entre ellas, a la hora de pensar que pueden ser palanca para nuestros potenciales profesionales.

En primer lugar, considero fundamental enseñar y aprender la habilidad de mantenerse concentrado en los objetivos que se proponen. FOCO.

Importantísimo la habilidad de tener una actitud de continua iniciativa y búsqueda de evolución permanente. PROACTIVIDAD.

Tener la capacidad para crear, innovar e imaginar cosas nuevas o formas nuevas de hacer las cosas. CREATIVIDAD.

Aprender a alejarse de lo rígido, siendo flexibles y saliendo de la famosa y cómoda "zona de confort", superando miedos, cambios y los diferentes obstáculos que les deparará la vida. ADAPTABILIDAD A LOS CAMBIOS.

Y por último, como habilidad catalizadora según mi criterio, ser capaz de ser fuente de energía para alcanzar sus propias metas. PASIÓN Y AUTOMOTIVACIÓN.


Nada más, sólo felicitar a la ganadora del juego del prontuario de este año (mi favorita, todo hay que decirlo) y sobre todo a SIKA, su Director y el Equipo de Directivos que hacen posible esta gran iniciativa.



Y como dijo Hesíodo, poeta griego del Siglo VI a.C.: 

"La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser"



Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.


domingo, 16 de junio de 2019

PENDIENTE DEL MÓVIL EN LA REUNIÓN

"El que un perro haya mordido a un hombre no es ninguna noticia; 
una noticia es el que un hombre haya mordido a un perro"

Charles Anderson Dana (1819-1897) 
Editor y periodista estadounidense




El Director estaba pendiente del móvil, el otro día, en lugar de centrarse en la reunión de formación, excelente por cierto, en la que estábamos inmersos el equipo directivo y parte de los mandos intermedios de la empresa.

Además, las noticias que llegaban por correo electrónico no eran buenas, por lo que el nivel de ira del jefe no disminuía precisamente. Incluso me enseñaba la pantalla para que viviera en directo algún e-mail que, pensándolo bien, no añadía valor alguno a la empresa, pero que leído al final de la jornada o al día siguiente, no hubiera originado ninguna decisión; en definitiva, era irrelevante, pero estaba generando un aumento de estrés, gran malestar y sobre todo descentrando al susodicho Director.

Nuestra dependencia al móvil no es algo sin importancia, y menos hoy que se ha convertido en parte casi inseparable de nuestro propio cuerpo. Da lo mismo la condición socioeconómica, edad, sexo, religión, trabajo o ciudad de residencia. Hoy, el móvil forma parte de nuestros días, o parte de nuestros minutos, y nos acompaña a todos y cada uno de los sitios que la vida nos depara.

Y esto no significa que este "amigo inseparable" no sea una gran herramienta, con todos los beneficios que nos aporta; funciones infinitas, comunicación inmediata y en cualquier lugar, etc... Pero no todo es positivo, cuando el abuso y/o el mal uso aparece en nuestros hábitos, por lo que no estaría de más acotar cuándo y cómo hacemos uso de estos magníficos "devices" electrónicos.

En definitiva, se trata de intentar usarlos para que nos favorezcan en nuestras vidas personales y laborales, en contra de entorpecer nuestra vida diaria o nuestra imagen en las salas de negocios por las que transitamos.

Y es que vivir pendiente del móvil en una reunión manda, mediante nuestra actitud corporal y el famoso mensaje no verbal, un mensaje de DESINTERÉS.

No tenerlo a mano y en silencio, es una solución. De esta manera evitaríamos que cualquier vibración o cambio de iluminación (el otro día charlábamos del maldito efecto del cambio de color de los leds de nuestra querida Blackberry), nos inste a mirar quién o qué mensajes tenemos nuevos, el correo electrónico corporativo o chequear las redes sociales.

Algunos ejemplos de lo importante que nos llega mientras nos perdemos lo que colegas y personas de nuestra empresa están abordando como temas vitales para nuestra empresa: 

"Qué está pasando en Capri en las vacaciones de ese futbolista que tanto nos interesa, cómo ha caído en esta semana el NasDaq 100, cómo fue esa cena benéfica de Toronto o cómo resultó la barbacoa de ese vecino que dicho sea de paso, cuando lo ves por la calle, ni te paras para preguntarle por los suyos, pero cuánto nos aporta la reunión en el jardín del sábado pasado en su casa".

Lo mejor, eliminarlo de la sala, dejándolo apagado y fuera de nuestro alcance, sin posibilidad de despiste. Pero en caso contrario, por favor, por inapropiado e irrespetuoso, no conteste a ninguna llamada. Tampoco escriba textos ni conteste correos; sólo es cuestión de respeto.

Además, para contribuir a una reunión eficaz, no podemos caer en la multitarea y sí en el estar enfocados con el tema que se trata en la misma.




Termino con ejemplos que pueden evitarse, pero que he vivido en persona, y con personas de variada condición, y que creo que todos podríamos confirmar y aumentar la lista con acciones similares:

- Poner el móvil encima de la mesa, descentrando a toda la reunión cuando vibra o se enciende.
- Tomar apuntes con el móvil, preguntando al no poder seguir la reunión, en lugar de tomar nota a mano con nuestra famosa moleskine.
- Tener el móvil entre las manos debajo de la mesa, esperando ese mensaje mediante la señal de vibración.
- O incluso ver vídeos sin voz (estaría bueno) y jugar a juegos (esto lo he vivido en un compañero, aunque no me lo podía creer).

Ahora te toca a ti, seguro que puedes confirmar y añadir más acciones a esta lista. ¿te animas a completar la misma?


Historias pasadas de "lasemanadeedusanchez": Os dejo, en el siguiente enlace, lo que pasaba por este blog hace 3 años para los que se han incorporado tarde y también para los amigos nostálgicos que les gusta recordar.